Actualmente, la comunicación por satélite Internet es la que se utiliza en las zonas rurales como alternativa al acceso de banda ancha para aquellas personas que no dispongan en dicha zona de televisión por cable a Internet, ya sea por el tradicional cable de cobre o fibra óptica. No obstante, la nueva tecnología 4G podría acabar por sustituir a la conexión por satélite.

Hoy por hoy, dicha conexión por satélite es la única opción disponible para utilizar la banda ancha en entornos aislados respecto a los centros urbanos, debido a la ausencia de tendido telefónico o por otro lado, una distancia demasiado lejana hasta la central más cercana, lo que imposibilita la conexión de banda ancha. Ante este problema, se había pensado en utilizar la actual red móvil es decir, la conexión 3G, pero no ha conseguido establecerse debido a la mala cobertura en dichas zonas así como la escasa densidad de población que no haría rentable una instalación decente de una red móvil.

El 4G podría ser la solución parcialmente debido a su mayor potencia y alcance, pero existe el actual dilema de unas tarifas de Internet demasiado escasas para la utilización de dichas líneas que proporcionan los operadores. El 4G ofrecería una velocidad de conexión a internet bastante buena, pero los límites de navegación que ofrecen las tarifas de internet anularían dicha ventaja. En resumen, habría que cambiar el actual modelo de ofrecer poca banda de ancho a un alto precio.

Si tomamos de referencia las tarifas de operador de satélite, habría que, al menos asemejar el tamaño a las modalidades de este. Partiendo de ahí, si se ofreciera una rebaja del precio unido a la necesidad de aumentar la tarifa el 4G vería una posibilidad de escape como opción viable a este problema. Por último, nos surge el mismo problema que con el actual 3G, y es que a pesar de tener mayor potencia y ventajas el 4G con respecto a su antecesor, en algunas zonas rurales muy alejadas seguiría habiendo una escasez de cobertura. Y estamos en las mismas, la inviabilidad económica de instalar centrales y desplegar mejor la tecnología, porque en muchas ocasiones podría haberse hecho ya con el 3G. Si se encuentra una solución ligada al aumento de las tarifas de internet el 4G acabaría por sustituir definitivamente a la conexión por satélite.

Compartir:

Carlos Navarro Suñer

Emprendedor, Diseñador Técnico y Web en CNS Design. Siempre activo y disfrutando mientras aprendo día a día. Carlos Navarro Suñer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.